Buró de Crédito en Expediente Azul

Los expedientes crediticios, ya sea de un préstamo en dinero o para una compra a crédito, como buena práctica requieren de una consulta al Buró de Crédito para poder hacer una medición mínima del riesgo del sujeto de crédito.

Expediente Azul se ha asociado con la empresa Multiburó. Ahora, desde el expediente tu propio cliente puede autorizar digitalmente su consulta a Buró de Crédito y tu recibes automáticamente dentro del expediente el reporte de la consulta a Buró. Nosotros nos encargamos de todo: las autorizaciones de los clientes persona física y moral, la contratación del servicio ante Buró de Crédito, la consulta digital, los reportes que tienes que enviar de las autorizaciones a Buró y su conservación, etc.

Demostración de la autorización y consulta a Buró de Crédito desde Expediente Azul

Análisis del Buró de Crédito

Expediente Azul te resuelve las problemáticas tecnológicas y legales de la consulta a Buró de Crédito, pero de ti depende determinar el riesgo de darle crédito a tu cliente. Te incluimos abajo cómo leer el reporte de Buró de Crédito para una persona física y para una persona moral. Incluso, es una buena práctica no sólo revisar el Buró de la empresa a la cual le vas a prestar sino también de sus apoderados, principales socios y avales.

Persona Física

Persona Moral

Autorización digital de consulta a Buró

Aplica para Personas Físicas y Morales.

De acuerdo a las Reglas generales a las que deberán sujetarse las operaciones y actividades de las sociedades de información crediticia y sus usuarios de Banxico, la firma autógrafa podrá sustituirse por medio de los siguientes mecanismos:


NOVENA. Las sociedades [de Información Crediticia] podrán proporcionar Reportes de Crédito a los Usuarios que mantengan relación jurídica con Clientes que hayan autorizado por escrito la utilización de medios electrónicos de autenticación.

En tal supuesto, en las autorizaciones a que se refiere el artículo 28 de la Ley [para Regular a las Sociedad de Información Crediticia (LRSIC)], el requisito de la firma autógrafa podrá sustituirse con alguno de los mecanismos o procedimientos siguientes:

  1. Número de identificación personal (NIP), si el Usuario realiza la oferta a través de su página de Internet; cajeros automáticos; líneas telefónicas, o en sus establecimientos o sucursales.
  2. Huella digital, si el Usuario realiza la oferta a través de cajeros automáticos o en sus establecimientos o sucursales.
  3. Firma electrónica, si el Usuario realiza la oferta a través de su página de Internet.

Sanciones por consultas sin autorización

Por otra parte, el Artículo 29 de la LRSIC, expresa que las Empresas Comerciales pueden realizar consultas a las SIC a través de empleados o funcionarios autorizados de manera previa (como lo estipula el Artículo 28 de esta misma Ley) y enviar las firmas originales a la SIC correspondiente a un plazo no mayor a la fecha en que se realizó la consulta. Si la Empresa Comercial realiza una consulta sin contar con la autorización autógrafa del Cliente se incurrirá en la violación del Secreto Financiero, lo cual implica que la SIC notifique el hecho a Profeco dentro de 30 días hábiles siguientes al mes en que debió recibir la autorización, una vez que Profeco ha recibido la notificación, podrá presentar la denuncia en contra de quien resulte responsable.

Entre las sanciones penales, civiles y administrativas, la Empresa Comercial pierde el acceso a consultar Buró de Crédito que como mínimo la deja a ciegas para poder evaluar a nuevos prospectos en el futuro. No es tan obvio pero si el cliente llena incorrectamente los datos de autorización de su consulta a Buró de Crédito, como por ejemplo escribe incorrectamente su apellido, también se aplican sanciones; este riesgo lo evitas con una autorización digital.

Con Multiburó y Expediente Azul evita cualquier riesgo de sanciones y automatiza la consulta a Buró